Un proyecto multifacético - Joan Fontcuberta
Extracto del editorial de Photovision, junio 2002

Consonancias - Rosemary Vargas
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

Lo anónimo como imagen - Eduardo Momeñe
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

Una poiética de la transacción - Natacha Pugnet
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002
Entramado social y deseo interrumpido - Álvaro de los Angeles
Extracto del artículo publicado en Photovision, junio 2002
Especulaciones - Cristina Pérez Andrés
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

Desplazamientos - Marta Mantecón
Extracto del texto para el catálogo de la exposición en el CN Foto de Torrelavega, julio 2006

La Cámara de Pandora - Joan Fontcuberta
Extracto del texto publicado en La Cámara de Pandora, 2010

 
 
Un proyecto multifacético - Joan Fontcuberta
E
xtracto del editorial del n°31 de Photovision, junio 2002

 
"...recibir una imagen latente es una invitación a la creatividad (a una creatividad compartida, a una creatividad "interactiva"). A nivel de respuesta individual, las opciones con estas imágenes latentes son ilimitadas. Las podemos mantener tal cual, en estado de latencia permanente, guardando todas sus promesas implícitas y sus secretos. O, para saciar nuestra curiosidad, podemos revelarlas por un procedimiento estándar. O revelarlas de forma heterodoxa, modificando las pautas habituales e introduciendo variantes experimentales. O podemos teñirlas o pintarlas de colores. O dibujar o escribir encima. O podemos partirlas en pedazos y hacer un collage con ellas. O ponerlas en el microondas. O quemarlas y retrofotografiar sus cenizas. O recubrirlas de emulsión fotográfica y volver a impresionar encima otra imagen latente...

Hemos caído en un proceso sin fin, en un proyecto multifacético que afecta a numerosos aspectos de la creación y que no sentencia una nueva versión de la anunciada "muerte del autor". Démonos cuenta que aquí las imágenes, latentes o visibles, son contingentes en tanto que "obras", son acertijos o trampas puestas al espectador, sea participante activo o no. La razón de ser teórica de Photolantente se halla en la elaboración del proceso mismo: un proceso generador de imágenes y de interrogantes. En todo caso, pues, la obra es el proceso en sí y las imágenes resultantes, meros accidentes. ¿Y el autor? El autor es el que manda. El autor es el que controla, el que fija las reglas, el que vigila la gestión. Aunque, como en este caso, el autor nos ceda cotas de participación porque nos necesita como actores del dispositivo conceptual que ha creado. Nuestra inevitable y fascinada turbación es parte necesaria de su juego. Es decir, de su obra..."

© Joan Fontcuberta, 2002

Texto completo del editorial disponible en: www.photovision.es

 
Consonancias - Rosemary Vargas
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

 
(...) Al incidir de forma explícita en la imagen latente, Photolatente duplica, a mi entender, las estructuras elementales del proceso fotográfico, recogiéndolas como en un juego de espejos para colocarlas delante de nosotros y obligarnos a reflexionar sobre lo que, a fuerza de costumbre, se vuelve transparente y casi trivial en un mundo sobrecargado de imágenes. También, al invitar a quienes participan en el proyecto a actuar sobre la imagen latente, Photolatente nos coloca frente al proceso de composiciones, descomposiciones y transformaciones implícito en una cierta idea de obra en la que, además, siempre hay una latencia, un juego con lo no visto del que eventualmente surge algo que no estaba previamente allí. Estos temas son los que quiero considerar en lo que sigue, sobre todo desde las consonancias que, en mi opinión, existen entre Photolatente y algunas de las ideas vigentes sobre la experiencia y el fenómeno artístico (...)

©Rosemary Vargas,2002
Texto completo en revista Photovision nš 31

 
Lo anónimo como imagen - Eduardo Momeñe
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

 
(...) Es bien sabido que quien no dá su nombre, tiene mala entrada prácticamente en cualquier parte, y los templos del arte no son una excepción a esta norma. En tanto que espacios en los que las palabras luchan por borrar la imágenes, exigen acreditación.
La autoría se impone como carta de presentación, como acta notarial, como atributo que define la obra. LLegamos a preguntamos si la autoría es la obra, y si asi fuese, hay que señalar, sin embargo, que esta declaración de principios sería un hallazgo reciente, como lo es el gusto, la figura del artista, la perspectiva, o los derechos humanos (...)

© Eduardo Momeñe,2002
Texto completo en revista Photovision nš 31

 
Una poiética de la transacción - Natacha Pugnet
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

 
(...) La estructura rigurosa concebida por Óscar Molina establece las reglas de un juego de relaciones triangulares entre el artista, los participantes y los receptores. La lógica conceptual que rige Photolatente, semántica y materialmente, da lugar a un conjunto de transacciones entre estos tres actores. Es una transacción con lo que implica el término: un intercambio, en este caso el de los papeles y estatutos respectivos; de ahí viene la dificultad para nombrar precisamente a cada uno de estos agentes. Dejando el de artista aparte, los nombres de autor, fotógrafo, coautor, espectador, todos parecen inadecuados o intercambiables. También tenemos una transacción cuando, en un momento determinado del proceso, cada uno se retira y renuncia –como en un acuerdo de concesiones recíprocas– a sus prerrogativas y derechos habituales. Asimismo se trata de una transacción dado que unos contratos estipulan los compromisos del artista, del colaborador y del comprador. Parece justo, por tanto, que a éste último le competa la posibilidad de finalizar el proceso mediante el revelado de la imagen fotográfica: en su sentido primitivo, transacción designa la acción de finalizar (...)

© Natacha Pugnet, 2002
Texto completo en revista Photovision nš 31

 
Entramado social y deseo interrumpido - Álvaro de los Ángeles
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

 
(...) Todo el problema de la autoría se soluciona casi de golpe, pues si bien es cierto que él no realiza ninguna de las imágenes, sí es el autor del proyecto aunque tampoco sea, en absoluto, el dueño de los sobres, ni persiga lucro alguno. Todo lo cual nos dirige hacia unos derroteros que cuestionan todo lo cuestionable: el valor de la creación, la importancia de las marcas como substitutas de los individuos y de una forma de vida, el poder del dinero como emblema de intercambio, la ruptura del deseo y por tanto de los mecanismos habituales de acción/reacción, la esencia de la fotografía como medio técnico, lenguaje visual y expresión artística, etc. Ha dispuesto a todos los participantes como extras de una película donde cada uno desempeña un papel que, partiendo de un mismo origen, desarrollará resultados muy distintos y alejados entre sí.

Y, al mismo tiempo, ha llevado hasta sus últimas consecuencias las teorías que atañen a la fotografía. En cierta forma, persiste una intencionalidad de recuperar el aura de la obra de arte en un medio como el fotográfico, cuya idiosincrasia le priva de ella (...)

© Álvaro de los Ángeles, 2002
Texto completo en revista Photovision nš 31

 
Especulaciones - Cristina Pérez Andrés
Extracto del texto publicado en Photovision, junio 2002

(...) La mirada de la fotografía permite hablar de distintos tipos de especulación. La de la luz que se refleja en la plata del negativo para formar la primera imagen latente, el primer fantasma, como las imágenes que se graban durante la infancia. Esta imagen es especular, al igual que las que se producen en cualquier otro espejo, objeto que no existe nunca en la oscuridad. Especular también es reflexionar, utilizar el pensamiento. Aunque no es la luz la que se refleja permite el paso de la claridad, iluminando lo que hasta entonces permanecía en tinieblas. Con ello llegamos al conocimiento.

Otro tipo de especulación es la que se da en todas las artes y en las necesidades de la vida, por más primarias que sean (...)

© Cristina Pérez Andrés, 2002
Texto completo en revista Photovision nš 31

 
Desplazamientos - Marta Mantecón
Extracto del texto para el catálogo del CN Foto de Torrelavega, julio 2006

 
(...) En el proyecto de Oscar Molina se produce una inversión de los conceptos a los que la historia del arte –y particularmente la fotografía– ha estado ligada desde tiempos remotos. Con el nacimiento del movimiento conceptual, mediados los sesenta, y especialmente con determinadas propuestas posminimalistas, algunas de estas cuestiones ya fueron puestas en entredicho. La fotografía pasaba a documentar o testimoniar algunas prácticas creativas de carácter efímero y la desmaterialización artística encontraba en la cámara un valioso aliado. En Photolatente, por el contrario, sucede que la fotografía deviene del proceso mismo, no es algo externo a él y, en consecuencia, no constituye únicamente su testimonio visual; en todo caso, aparece como la huella material de una propuesta operativa que pone el énfasis en lo procesual y se ofrece conceptualmente, ya que la imagen en estado latente se oculta en un sobre opaco, quedando en manos de un tercero la posibilidad de hacerla o no visible.
 
Se produce entonces un ensanchamiento de las coordenadas espaciales y temporales, de tal manera que la experiencia del creador va más allá, enlazando con la de los cientos de participantes que realizan los registros fotográficos y los miles de poseedores de sobres Photolatente. No hay cronologías específicas ni topografías concretas, no sabemos quién realizó las tomas ni los motivos iconográficos capturados en ellas. Uno de sus rasgos más notables es precisamente su carácter nómada y la capacidad que ostenta para generar desplazamientos entre todos los elementos y personas involucradas: el creador del proyecto, los autores de las imágenes, el editor y el receptor final. El proceso se va enriqueciendo con los aportes de cada uno, pero la percepción y las reflexiones que fluyen a posteriori son diferentes en cada caso. (...)

© Marta Mantecón, 2006
Texto completo en catálogo del CN Foto de Torrelavega

La Cámara de Pandora - Joan Fontcuberta
Extracto del libro La Cámara de Pandora, 2010

 
(...) Todas estas cuestiones están también implícitas en Photolatente. Es más, hasta aparecen amplificadas porque desconocemos por completo la identidad de quienes impresionaron los negativos y porque Óscar Molina nos libera expresamente de las cargas y responsabilidades que tuvo que afrontar el conservador del museo diciéndonos: ¡haced con ellas lo que queráis! Con lo cual, recibir una imagen latente es una invitación a la creatividad (a una creatividad compartida, a una creatividad “interactiva”). A nivel de respuesta individual, las opciones con estas imágenes latentes son ilimitadas. Las podemos mantener tal cual, en estado de latencia permanente, guardando todas sus promesas implícitas, todos sus secretos. O, para saciar nuestra curiosidad, podemos revelarlas por un procedimiento estándar. O revelarlas de forma heterodoxa, modificando las pautas habituales e introduciendo variantes experimentales. O podemos teñirlas o pintarlas de colores. O dibujar o escribir encima. O podemos partirlas en pedazos y hacer un collage con sus migajas. O ponerlas en el microondas. O quemarlas y refotografiar sus cenizas. O recubrirlas de emulsión fotográfica y volver a impresionar encima otra imagen latente (...)

© Joan Fontcuberta, 2010
Texto completo en el libro "La Cámara de Pandora. La fotografía después de la fotografía", Editorial Gustavo Gili, S.L. Barcelona 2010, ISBN 8. 9. 189.2010

 
español - français - english